Según la historia de la Virgen de Luján, el "Negrito Manuel" existió históricamente y sus restos descansan en el santuario.

Esclavo negro nacido en Cabo Verde (Sudáfrica), próximo a ser santificado cuidó de la Santa Imagen de la Virgen de Luján.

La Gala de los Medios de Comunicación galardona, con su estatuilla, a quienes cuidan de formar, informar y entretener, elementos en los que se basa toda buena comunicación. De ahí la denominación del lauro de este encuentro de comunicadores de nuestro país.

 

Convocatoria realizada con la intención de comunicarnos mejor para comunicar mejor. Para reconocer y jerarquizar a quienes – a través de su producción radial y televisiva – luchan por consolidar nuestra verdadera identidad nacional.

A la vez se les otorga un reconocimiento, en este tiempo que tanto requiere que los verdaderos talentos y la laboriosidad sean enaltecidos para constituirse en espejo de la comunidad para ser imitados.

 

El pago de Luján comenzó a mencionarse poco después de iniciada la colonización de la campaña bonaerense.

La muerte del Capitán Pedro de Luján, jefe de una expedición destacada por Pedro de Mendoza, en las márgenes del río, podría haber influído en el nombre del lugar. La formación de pueblo se remonta al siglo XVII.

En 1630 se produce un hecho que habría de signar el destino de Luján: el milagro de la Virgen que eligió tierra lujanense para quedarse. La afluencia de peregrinos al santuario aumentó progresivamente con la difusión del culto de la Virgen que realizaban los viajeros que transitaban el viejo camino colonial entre Buenos Aires y las provincias. Este gran impulso hizo que en 1730 el pago de Luján se erigiera en curato.

En 1755 se aprobó la condición de Villa N. S. de Luján, por su Milagrosa Señora, su primera fundadora y atracción de cristiana devoción. Al año siguiente se creó el Cabildo de Luján, el primero en reconocer a la Junta del Gobierno del 25 de Mayo de 1810.

 

 

Desde su primera época Luján reunió los elementos que definirían su característica a lo largo de los años: centro religioso; nudo de comunicaciones y lugar histórico por excelencia.

La Villa de Luján fue sitio de concentración de tropas para resistir la invasión de los ingleses, reconquistando Buenos Aires con importante aporte de sus vecinos.

En su escenario, por primera vez, se incorporaron gauchos para luchar por la defensa de nuestra tierra primero y contra la invasión después.

La ciudad de Luján resulta, al presente, importante polo de atracción turística con influencia a todo el país y a nivel internacional.

La Basílica Nacional guarda la imagen de la patrona de la República Argentina y junto al Complejo Museográfico «Enrique Udaondo» ubica a la ciudad como la más visitada del país durante todo el año.

No en vano se la conoce como el lugar donde se juntan los caminos de la fe y la historia.

1536: El Río recibe ese nombre debido a que en sus orillas es herido y muere el Capitán Pedro de Luján.

1630: Llega al Río Luján una tropa de carretas que transporta la Sagrada Imagen de la Virgen que decide quedarse en Luján para siempre. Durante 53 años la misma fue cuidada por el Negrito Manuel. En el lugar se construyó una ermita de pasto y barro donde fue venerada.

1671: Ana de Matos traslada la imagen a su estancia, el Pago del Arbol Solo, actual ciudad de Luján.

1755: Juan de Lezica y Torrezuri, devoto de la Virgen decide construirle un templo en acción de gracias. Por su gestión personal logra que el pago sea declarado Villa, pasando a tener Cabildo, Justicia y Regimiento.

1756: Se funda el Cabildo, primero en territorio de la provincia, que funcionó hasta 1821.

1763: Tras 9 años de construcción Lézica y Torrezuri inaugura la Iglesia levantada en honor a la Virgen.

1806: Tropas lujanenses luchan en la Invasiones Inglesas. Al año siguiente los generales ingleses Beresford y Pack quedan prisioneros en Luján.

1810: El Cabildo de Luján es primero en declararse en favor de la libertad, ante los sucesos de mayo.

 

1854: Nace en Milán Florentino Ameghino quien haría un aporte fundamental a la paleontología escavando el Río Luján.

1864: Llega a Luján el ferrocarril y la famosa locomotora «La Porteña».

1872: Se hacen cargo del Santuario los Padres Lazaristas y Vicentinos, arribando a la Villa el sacerdote francés Jorge María Salvaire, autor intelectual de la Basílica Nacional.

1887: El 8 de Mayo es coronada la Virgen colocándosele una rayera para diferenciarla de otras imagenes. El 15 de mayo se le coloca la Piedra Fundamental del templo por iniciativa del Padre Salvaire.

1890: El 6 de mayo comienzan las obras del Santuario.

1893: Luján es declarada ciudad.

1923: Se inaugura el Museo Colonial Histórico, ocupando el sector del Cabildo y la Casa del Virrey.

1930: A 300 años de la llegada de la Virgen se la declara Patrona de la Argentina, Uruguay y Paraguay. La Iglesia es declarada Basílica, transformándose la estructura edilicia de su entorno. Se construyen las recovas y la avenida principal.

 

1935: Culmina la construcción de la Basílica Nacional tras 45 años de ardua tarea.

1938: Se inaguran las recovas que flanquean la Avenida Nuestra Señora de Luján.

1940: Se crea el Museo de Transporte ·Enrique Udaondo», el primero en su tipo del país.

1980: Se inaugura la Cripta de la Basílica como Templo de América, con las imagenes de las patronas de los pueblos hermanos.

1982: Visita Luján el Papa Juan Pablo II con motivo de la Guerra de Malvinas.

1997: El Papa designa Arquidiócesis al Obispado Mercedes - Luján pasando a tener dependencia directa del Vaticano.

1998: El Gobierno declara a la Basílica, Monumento Histórico Nacional.

2000: En la noche del 13 de junio a las 23.20 hs., se produce la caída de la cruz de hierro y bronce del lado izquierdo de la basílica. La misma tiene un peso de 1600 kgs. En su desplazamiento no produjo víctimas ni daños en la estructura del templo, hasta incrustarse en la escalera de acceso en el costado izquierdo.